Super Bock Abadía

Opinión:

La Super Bock Abadía nos quiere evocar a las clásicas cervezas fabricadas por los monjes en las abadías en épocas medievales. Nos llega desde Portugal y está fabricada con diversas maltas y especias para darle un sabor especial.

En copa presenta un color ámbar, con una espuma que se disipa bastante pronto. Entre los aromas encontramos la malta, el caramelo y la fruta, siendo estos bastante pronunciados. Si pasamos al gusto, nos volvemos a encontrar con la malta y el caramelo, que aporta un toque bastante dulzón a la cerveza.

Finalmente, junto a ese regusto dulzón queda también un ligero amargor en boca. A pesar de su graduación el alcohol no se hace especialmente destacable, por lo que resulta refrescante y fácil de beber. Se recomienda su degustación entre 4 y 6 grados.

experto cervecero Alberto Vega

Notas de cata de nuestro experto cervecero Alberto Vega

Presenta un color ámbar pálido abierto y transparente. Desarrolla rápidamente una espuma de color crema tostado, de poca persistencia.

Nariz dominada por notas dulces y frutales (manzana asada) y tostadas (bollería), con algún eco de lúpulo fresco.

La entra es amable, con un ligero gusto dulce. Enseguida se despliega en boca, y destaca su untuosidad y suavidad. Amargo ligero, saca notas de tofe, ligeros tostados y caramelo, en media intensidad.

Está más atenuada que una cerveza de abadía belga (donde nace el estilo), y por tanto presenta menos cuerpo y es menos dulce que esta, pero tiene un indudable atractivo por su equilibrio y elegancia.

Yo me la bebería disfrutando de unas tostas de patés o embutidos suaves, o acompañando un plato de frutos secos, como aperitivo.

Deja tu opinión sobre la Super Bock Abadía