Sion Kölsch

Opinión:

Desde Colonia llega la Sion Kölsch, una cerveza con un estilo no excesivamente conocido, ya que el Kölsch no se puede elaborar fuera de esta región. A pesar de eso, hay diversos productores que la exportan para que podamos disfrutarla en nuestro hogar.

Este tipo de cervezas se suele servir en las cervecerías de la zona en los vasos típicos, de 20 cl, en forma de vaso de tubo y con un cristal bastante fino, que propician que sea habitual pedirse más de uno.

La Sion Kölsch es de color dorado y muy transparente, rematada con una espuma de color muy blanco. Combina el sabor de la levadura y de la malta con el dulzor de la fruta, dando lugar a un rango de sabores más amplios que en las lager más típicas.

El amargor es muy ligero y resulta una cerveza muy fácil de beber y refrescante.

Comprar

experto cervecero Alberto Vega

Notas de cata de nuestro experto cervecero Alberto Vega

Si tras beberte la cerveza sientes que te faltan centilitros, piensa que en esta botella te han dado5 cl. más de los que te servirán en cualquier taberna de Colonia.

Límpido color dorado pálido, corona en una abundante espuma compacta blanca hueso, ligeramente adherente. De carbonatación baja y burbuja fina que se va desprendiendo en unidades aisladas sin llegar a formar rosarios.

Fragante nariz de cierta intensidad con notas de malta de tueste medio y claro carácter de lúpulo que le da una nota floral.

Tiene un paso fácil en la boca, de cuerpo ligero. Se notan los aromas tostados (nítido carácter malta), posee una cierta acidez y amargo medio-alto que le da longitud.

Elaboración similar a una pils, pero en fermentación alta, lo que le confiere una nariz más amplia, manteniendo la ligereza y amargor del estilo.

Para acompañar gran parte de la cocina de taberna alemana, como salchichas blancas (bratwurst) con chucrut o puré de patata, quesos tipo brie o camembert no muy maduros, pepinillos dulces. No resulta fácil encontrar una Kolsch fuera de Colonia. Si la habéis bebido en esta ciudad, seguro que os habrá llamado la atención la forma de contabilizar los vasos que habéis consumido: tantos como rayas os haya dibujado el camarero en vuestro posavasos. A mí me miraron mal porque solo había 2 anotaciones. ¡Y juro que no borré ninguno!

Deja tu opinión sobre la Sion Kölsch

Comentarios de otros usuarios

Jordi G.

Me ha sorprendido mucho que cuando la estaba sirviendo el olor era idéntico al de la mítica cerveza de Damm, Xibeca. Un detalle que me ha hecho empezar a tomarla con pocas expectativas. Una cerveza muy suave, con toques a fruta muy presentes. Una cerveza de las que te podrías tomar mas de una sin que te resultara pesada y mas siendo de 25cl. Perfecta para tomar en una terracita en verano.

Puntuación: