¿Ya eres socio? Accede aquí.

Scone Triple

  • Graduación
  • 8.5%
  • Vaso recomendado
  • Tulipa
  • Formato
  • Botella de 33 cl.

Descripción del fabricante:

Con esta cerveza triple belga nos hemos decantado por un estilo que quizá tenga su complicación en su aparente sencillez. Una cerveza de estilo tradicional belga, con un punto de malta de centeno en la que se pueden saborear todos los matices del cereal, que junto al lúpulo y los ésteres de la fermentación componen un sabor redondo y con perfiles afrutados. Una cerveza muy fácil de beber, muy redonda y equilibrada, el sabor llena la boca en su totalidad. A medida que se templa, se notan más las notas de alcohol, sin embargo, no es algo que resulte molesto, si no que potencia el carácter de la cerveza.

La filosofía del equipo que compone la cervecería Scone es la de elaborar cerveza artesana con materias primas de primera calidad, sin aditivos ni extractos, y plasmar en cada una de ellas los estilos de los lugares donde la leyenda de la Piedra de Scone dejó su legado. Estos asturianos que desde octubre del 2017 elaboran todas las cervezas en su fábrica ubicada en un polígono cerca de Gijón, han conseguido que cada una de sus recetas sea un producto único y exclusivo que pueda ser degustado y disfrutado por la mayoría. Cada cerveza Scone busca ser diferente e impactar a quien la prueba, como la receta de un chef.

Cuando hablamos del maridaje para una cerveza estilo Triple belga como esta, con su cuerpo pleno pero seco, su carácter maltoso y especiado, y con un perfil alcohólico elevado, os recomendamos platos sencillos de pasta, tanto con salsa carbonara como con salsa boloñesa.

Nota de cata de nuestro experto cervecero Alberto Vega

De color oro viejo, con reflejos ambarinos. El gas, que es extraordinariamente fino, es escaso. La espuma de color blanco marfil, se desvanece hasta dejar medio dedo tras decantarla en la copa.

En la nariz me aparecen olores afrutados (melocotón en almíbar, plátano, ciruela claudia), caramelo, tostados medios, licorosos. Es compleja, ancha e intensa.

En la boca deja notar el peso de su cuerpo desde el primer sorbo. Tiene una densidad impresionante, es aterciopelada, grasa. El carbónico a penas se percibe. Los amargos tiene bastante relieve y se aprecian ecos dulces y ácidos. Aromas frutales, dulces, especiados, regaliz negro, café con leche… Es tremendamente larga de recuerdo en boca.

Hay mucha generosidad en esta elaboración, que tiene mucho de todo. El lúpulo aporta tanto en la parte aromática como en los amargos, y el extracto seco es muy alto. Digna versión del estilo en el que los belgas son la referencia. Cerveza de trago corto, para comer con platos contundentes como carnes rojas o de caza, quesos curados potentes, o incluso unos callos picantes, a los que les puede hacer frente sin complejos.

Puntúa esta cerveza


Comentarios de otros usuarios
  • Jesus
  • Natalia T.
  • Paquito
  • Joaquín D.
  • Juan Lorenzo V.
  • Jorge C.
  • Angel O.
  • Joaquim E.
  • Luis R.
  • Albert C.

Descubre cervezas nuevas cada mes, sin permanencia ni gastos de envío.

Hazte socio