Kapittel Pater

  • Tipo: Cerveza de abadía
  • País: Bélgica
  • Bodega: Van Eecke
  • Graduación: 6%
  • Vaso recomendado: Tulipa
  • Formatos: Botella de 33 cl.
  • Descripción del fabricante:

    La cerveceria Van Eecke está ubicada en Watou, un pequeño pueblo flamenco a solo 4 km de la frontera con Francia muy conocido en el mundo cervecero por su producción de lúpulo. Esta cervecería familiar tiene sus orígenes en 1629, cuando un documento menciona que el castillo local estaba situado junto a una fabrica de cerveza. Durante la Revolución Francesa las tropas francesas saquearon y quemaron el castillo y la cervecería. El castillo nunca se reconstruyó pero si la cervecería con el nombre de "Gouden Leeuw" (León de oro). En 1862 la familia Van Eecke tomó el control de la cervecería y después de la Segunda Guerra Mundial inició la fabricación de las cervezas de abadía "Kappittel" (Capítulo). El Capítulo es la reunión de los monjes en la que se toman las decisiones importantes del monasterio. A esta reunión acuden los distintos estamentos jerárquicos de la comunidad Paters, Prior y Abad. Siguiendo esta escala actualmente se fabrican distintas Kappittel con distinto grado alcohólico Kappittel Pater (6º), Kappittel Prior (9º) y  Kappittel Abt (10º).

    La Kappittel Pater, la más ligera, es una gran cerveza de abadia de color tostado oscuro, excelente y fina espuma, aromas a caramelo y pasas, y un perfecto equilibrio en el paladar entre registros dulces y amargos. Se recomienda servir a 9 ºC acompañando a carnes y quesos.

Comprar

experto cervecero Alberto Vega

Notas de cata de nuestro experto cervecero Alberto Vega

Presenta un abierto y límpido color castaño con reflejos ambarinos, y una espuma de color leche manchada, cremosa, dejando un anillo de un dedo de grosor tras la decantación. El carbónico es muy fino, ligero, de lento y regular desprendimiento

Los olores de nariz se muestran dulces (bollería, caramelo), regaliz, y cereales tostados. Detrás notas vegetales de lúpulo, y ecos frutales (plátano)

En la boca, su entrada es viva, destacando su acidez y amargor medios, carbónico ligero pero muy fino, y ciertamente muy seca, lo que contrasta con la sensación de nariz que hacía presagiar una entrada dulce. Los aromas aparecen en orden contrario a los de la nariz. Delante, las notas vegetales (endibia) y de manzana verde (me recuerda a una Lambic), dejando detrás los aromas dulces de caramelo y malta y ligeros torrefactos. Tiene cierta longitud por sus amargos persistentes en el final de boca.

Nada es lo que parece en esta cerveza. Es una abadía en nariz, que recuerda a una Lambic en boca, sin atisbo de azúcar, y con el amargor de una Pilsen. Con unas alcachofas guisadas, una empanada de carne, o un revuelto de trigueros, puede dar buenas armonías. Ya me contaréis las vuestras.

Deja tu opinión sobre la Kapittel Pater

Comentarios de otros usuarios

Marc V.

Un lujo de sabor!

Puntuación:

Oscar G.

Empieza muy bien pero se va el sabor rápidamente

Puntuación:

Jose Manuel G.

Suave, aunque no me ha terminado de convencer

Puntuación:

Fernando Antonio M.

Parece que te deja con las ganas de algo más de cuerpo

Puntuación: