Ayinger Celebrator Doppelbock

Opinión:

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Es una frase que se podría aplicar perfectamente a la Ayinger Celebrator, una cerveza considerada por muchos la mejor de todas las que provienen de Alemania. Y eso es mucho decir.

No en vano, es una de las pocas que tiene una puntuación de 100 en RateBeer, una de las webs más conocidas del mundillo cervecero mundial. Por ello, es difícil resistirse a consumirla cuando tenemos algún ejemplar en casa.

Si lo hacemos, nos encontraremos en copa con una cerveza de color muy oscuro, con destellos granates, coronada por una capa gruesa de espuma cremosa que se mantendrá largo tiempo.

Su sabor es bastante inconfusible, equilibrado y redondo, gustará incluso a los no introducidos en el mundillo. Destaca especialmente las maltas, con toques de café, frutos secos y algo de chocolate.

El final de la Ayinger Celebrator también es muy equilbrado, con un ligero amargor que contrasta con unos pequeños toques dulces, y en el que no destaca especialmente el alcohol, a pesar de los 6.7 grados. No nos queda más remedio que ponerle un sobresaliente.

experto cervecero Alberto Vega

Notas de cata de nuestro experto cervecero Alberto Vega

Color caoba con ribete castaño. Desarrolla una espuma color café con leche densa y persistente.

Aromas muy particulares. Delante aromas empireumáticos (malta muy tostada) detrás lácteos (queso), aceituna negra.

Entrada ligeramente dulce. Rápidamente aparecen los tostados (pan muy tostado o incluso quemado, café) y caramelo. Es plena y densa, poco atenuada, de media-baja saturación de carbónico. Los anillos que deja la espuma en el vaso delatan el número de tragos (síntoma de su calidad). Alcohol muy bien integrado. Largo final de boca dominado por los tostados muy intensos, y elegante y seco amargo.

Me la beberé con unas castañas asadas, para pasar una fría tarde de invierno en casa, cualquier día de estos.

Deja tu opinión sobre la Ayinger Celebrator Doppelbock