¿Ya eres socio? Accede aquí.

Andechs Spezial Hell

  • Graduación
  • 5.9%
  • Vaso recomendado
  • Jarra
  • Formato
  • Botella de 50 cl.

Descripción del fabricante:

Andechs, es una localidad alemana de la Alta Baviera, ubicada a unos 40 kilómetros de Múnich. Desde el siglo XII, es un lugar de peregrinación muy importante al que acuden los devotos para visitar el Monte Santo y sus reliquias. En ese mismo lugar se encuentra el famoso Monasterio de Andechs, que forma parte de la abadía benedictina de San Bonifacio, donde se elabora cerveza desde 1455.

Los monasterios medievales no sólo eran centros religiosos, sino también núcleos comerciales, culturales y económicos, por lo que, a lo largo de la historia, la producción y comercialización de las cervezas andechs, además de saciar a los peregrinos y a los propios monjes, ha servido para financiar sus diferentes compromisos sociales con la región. A día de hoy, los monjes siguen esos mismos preceptos:  ora et labora… reza y trabaja.

La  Klosterbrauerei, la cervecería oficial del monasterio, es propiedad exclusiva de los monjes benedictinos de San Bonifacio en Munich y Andechs. La cervecería ha sufrido diferentes renovaciones desde aquella primera época y ahora es el resultado de combinar aquellas técnicas de fabricación benedictina cuasi ancestrales, con la más moderna de las tecnologías.

La Andechs Spezial Hell que os presentamos dentro de la selección BirraBox de este mes es una cerveza de estilo Munich Helles Lager. Destaca por su color oro brillante en el vaso y una espuma estable de finos poros que se corresponden con un aroma fresco y puro. El sabor suave lleva un equilibrio distintivo de acentos dulces y lúpulo amargo. Una cerveza clásica elaborada según el antiguo estilo bávaro que no puede dejar de fascinar.

Nota de cata de nuestro experto cervecero Alberto Vega

Tiende a desbordarse ligeramente al abrirla. Brilla su color dorado en la copa. La espuma es blanco hueso no muy persistente, pero sí densa y cremosa. Algo de gas, no mucho, de pequeño tamaño.

Su nariz es expresiva, y dominan las notas tostadas de la malta, y aparecen toques herbáceos del lúpulo.

Notamos en la boca la cremosidad del gas tan fino que veíamos en la copa. Muchos matices de galleta y bollería. También se percibe un dulzor ligero y la acidez es destacable, aunque sin sobresalir. Ligeros amargos al final. El cuerpo tiene peso, no es ligero.

Tiene esta cerveza muchas virtudes, pero destacaría el equilibrio, además de la impecable elaboración. Son muchos siglos de experiencia los que atesoran los monasterios en Centroeuropa haciendo cerveza, y se nota. Ni un pero encontrareis en esta versión de una Hell Lager, y al contrario, solo encontraréis disfrute si la acompañáis de pescados ahumados, o salchichas, pepinillos dulces y chucrut.

Puntúa esta cerveza


Comentarios de otros usuarios
  • Jordi V.
  • Alberto.F
  • Natalia T.
  • Jorge C.
  • Santiago M.
  • Joaquín D.
  • Miguel N.
  • Angel O.
  • Juan Lorenzo V.
  • Juan Lorenzo V.
  • Alejandro L.
  • JoseJu
  • Albert C.
  • Albert C.
  • Alvaro M.

Descubre cervezas nuevas cada mes, sin permanencia ni gastos de envío.

Hazte socio